Blog SIAFF, Edición No. 5

ACTIVOS CORRIENTES

El activo corriente, también llamado activo circulante o líquido, es el activo de una empresa que puede hacerse líquido (convertirse en dinero) en menos de doce meses, es decir a corto plazo. Como por ejemplo, el dinero del banco, cuentas por cobrar, las existencias (inventarios) y las inversiones financieras.

Se conoce como corriente porque es un tipo de activo que se encuentra en continuo movimiento, puede venderse, utilizarse, convertirse en dinero liquido o entregarse como pago sin demasiada dificultad.

«El ACTIVO representa todos los bienes y derechos de una empresa, adquiridos en el pasado y con los que se espera generar un beneficio futuro».

Por Lic. Edwin Argueta
CEO SIAFF Consultores

Conoce mas